domingo, 15 de febrero de 2015

Ficha de Finca o cooperativa setenileña. (Posguerra, años 40)

Hola amigos/as en esta entrada quiero dar a conocer una pequeña moneda-ficha de 0,25 céntimos que fueron utilizadas posiblemente en la dura posguerra española por los grandes mandatarios o terratenientes para pagar los escasos jornales de la época.
 Empezaban unos años de posguerra especialmente duros para la población en general, en su caso según algunos mucho peores que la mismísima guerra. A la escasez de alimentos, moneda y productos de primera necesidad, había que añadir el tremendo dolor de los desaparecidos. Tras finalizar la guerra, la economía nacional entró en una fase de estancamiento que se prolongó durante la práctica totalidad de los años 40. Hay estudios de esta terrible miseria ya que más de 30.000 personas se creen que murieron a causa de hambre en los seis siguientes años que siguieron a la contienda. Y es que faltaba de todo: comida, herramientas para faenar el campo, tejidos para hacer ropa etcétera. Fue una época muy marcada por las diferencias de clases, los que tenían dinero podían comprar, aunque fuera a cualquier precio, y los que no, pasaban hambre.
 No obstante, en nuestro pueblo la situación no fue tan critica como en las ciudades o pueblos de reducido término. Nosotros gracias a nuestro gran término teníamos más recursos para obtener alimentos como: trigo para amasar pan, patatas y las legumbres, y gracias a unos y otros estos duros años se pasaron a duras penas, pero se pasaron, si tenemos en cuenta y en comparación a grandes ciudades como Madrid u otras, la situación fue crítica, no quedaron perros ni gatos; todos fueron a parar a la cazuela. Y para colmo, al terminar la guerra los de la zona roja se encontraron con que su dinero, no valía para nada, ya que el dinero Nacional era el único que se aceptaba. Fue una época en la que se volvió prácticamente a la prehistoria, volviendo a darse el trueque, cambiando unas cosas por otras.


 Volviendo a la ficha de finca o cooperativa que nos acontece en este articulo, podríamos decir que se debe tratar de una pieza o moneda fraccionaria, empleada por diferentes particulares como posibles fichas para sus negocios. En este caso podemos ver las marcas o siglas F-S las cuales desconozco, ya que podrían tratarse de las iniciales de una finca, cooperativa o incluso las iniciales del dueño entre otras cosas. ( La S podría ser incluso  Setenil , mi hipótesis es totalmente  imaginaria por mi.)
 Su valor es de 0,25 céntimos y esta realizada en cobre, material este muy solicitado en la época por ciertas industrias ante la carencia de metales que había en este periodo de nuestra historia.

 Se sabe también que la utilización de este tipo de fichas era muy común en toda Andalucía durante los años 40, y es que eran muy empleadas por los terratenientes propietarios de grandes fincas y, dueños de importantes cooperativas, que encargaban dichas fichas a entidades locales, y que ellos luego utilizarían para el pago de sus obreros, más que nada para evitar robos y saqueos, que se daban con frecuencia, la entonces Guardia Civil contaba con pocos efectivos y en la mayoría de los casos llegaban tarde cosa muy normal en la época. Por tal estos pagos realizados con este tipo de fichas a su vez se cambiaba por dinero en el puesto oportuno o entidad bancaria del pueblo. es decir donde fueron encargadas por el propietario de la finca o cooperativa.

 En definitiva una ficha muy rara en la zona, que posiblemente pertenezca a Setenil o sus alrededores ya que al menos sabemos que fue encontrada en una vieja casa de nuestra localidad y que ahora pertenece a mi colección de vales, sellos y fichas locales, pieza cargada de historia por descubrir, ya que dicha pieza es única conocida hasta el momento en la zona no conociéndose ninguna otra pieza de similar características, por tal esta pieza será estudiada en breve por algunos eruditos de estas fichas en breve y sabremos posiblemente algo más al respecto.


 CLASIFICACIÓN ;
 RARA PIEZA DE COBRE DE 23 MILÍMETROS  CON UN PESO DE 2,70 GRAMOS. CON SIGLAS F-S Y UN VALOR DE 0,25 CÉNTIMOS. DESCUBIERTA EN SETENIL DE LAS BODEGAS.

SALUDOS.
 Rafael Domínguez Cedeño.

sábado, 7 de febrero de 2015

Lo que nos dice un simple botón.

Hola amigos/as, en esta entrada quiero enseñaros un precioso botón de mi colección, el cual tengo desde hace muchísimo tiempo y tengo un gran aprecio. Encontrado por un setenileño cuando estaba en plena recolección de aceitunas por casualidad en la pedanía de Venta de Leches.

Se trata de un simple botón que perteneció a un soldado del Ejército Británico de Artillería perdido en Venta de Leches entre 1808 y 1814. Y es que durante la Guerra de la Independencia española, los soldados españoles no combaten solos contra Napoleón, sino que numerosos contingentes extranjeros participan junto a ellos en la lucha combatiendo en suelo español, como los británicos y portugueses aliados de España y al mando del duque de Wellington; alemanes al servicio de gran Bretaña y suizos o irlandeses al servicio directo del rey de España. Todos ellos pelean con valor en nuestros campos de batalla.
 En España combatieron en este periodo 54 regimientos británicos; de los cuales 28 eran de caballería, seis regimientos de Dragones, tres de la Guardia Real, cuatro de Húsares y ocho Dragones Ligeros. Incluyendo las fuerzas extranjeras al servicio de Inglaterra. La Legión Alemana del Rey -King´s German Legión- que contaba con infantería de línea y ligera y los Oëls Jägers de Brünswick, con sus llamativos uniformes negros y las tropas formadas por los franceses emigrados durante la Guerra Revolucionaria francesa a Inglaterra que conformaron la unidad denominada -Chasseurs Britaniques-.


 Este botón perteneció a un soldado que estaría en nuestra zona destinado o quizás de paso y, que posiblemente estaría al mando del Comandante Cauley o el Capitán Mitchell. Ambos  Militares  del ejercito Británico, destinados en nuestra sierra para organizar las numerosas guerrillas que existían en la zona y que no luchaban o se negaban a luchar bajo el mando militar Español, por motivos de traición y abandono. Los ingleses sin duda  se ganaron a los serranos en confianza rápidamente, suministrando a estas guerrillas con fusiles, cartucheras, munición y todo tipo de armas blancas como sables y puñales.
 Posiblemente este soldado viviera en primera persona muchos de los afamados y conocidos acontecimientos que se produjeron en nuestras inmediaciones, como por ejemplo la mala fama de salvaje que tuvimos, de ello existe un relato acontecido en los Escarpe del Rio Trejo, donde se dice que Setenil junto a otros pueblos aniquilaron a un destacamento de húsares franceses en su mayoría heridos que se dirigían a Ronda. Posiblemente este relato, el soldado que perdió el botón  no lo viera solo escuchara ya que fue un acontecimiento que se libro en los comienzos de la sublevación de la serranía.
 Pero lo que sin duda tuvo que ver es posiblemente la toma de Ronda en 1810 y el verdadero pillaje que en ella realizaron los serranos, mandada por González Peincado y Valdenebro, que duro solo varios días ya que la recuperación por parte de los franceses fue rapidísima solo varios días de un suceso a otro y todo por una malísima organización militar sin precedentes.
 También y creo firmemente que este hombre participo en la siguiente reyerta, por el hallazgo del botón, y es que en Venta de Leches hubo un enfrentamiento donde cayeron las partidas de Zaldivar, Clavijo, Benaoján, Cortes y otros pueblos , fueron rodeados por 1000 franceses, en dicho suceso hubo muchas bajas y enfrentamientos.

En definitiva como podemos ver un simple botón que daría para escribir un libro sobre este periodo de nuestra historia y que dio lugar a la época Contemporanea. Un soldado que estuvo en nuestra zona posiblemente combatiendo heroicamente contra las tropas napoleónicas, sin duda un trocito de metal que nos aporta unos conocimientos muy importantes a la hora de hacer un estudio sobre dicha época a nivel local.


 BOTÓN DE ARTILLERIA A PIE BRITÁNICO 1808-1814 GUERRA DE LA INDEPENDENCIA DE  SETENIL -VENTA DE LECHES-.

 UNIFORME DEL EJERCITO BRITÁNICO DEL REGIMIENTO DE REAL ARTILLERÍA, EMPLEADO POR ESTE SOLDADO EN DICHA ÉPOCA.


SALUDOS.
Rafael Domínguez Cedeño.

sábado, 31 de enero de 2015

Fotografías setenileñas que marcaron una época.

Hola amigos/as, en esta entrada quiero compartir con todos/as ustedes algunas magnificas fotografías históricas de mi colección relacionadas con nuestro municipio.
 Un pequeño y breve recorrido  visto a través de estas instantáneas históricas de nuestro pueblo, importantes a la hora de querer conocer o estudiar algunas épocas en concreto, ya que en ellas se reflejan costumbres e importantes cambios de nuestro entorno.
 Son cinco fotografías de las cuales intentare dar una breve explicación histórica de cada una , ya que lo mejor que tienen es que cada uno sin duda puede recrearse en ellas y sacar sus propias conclusiones, yo intentare con mis líneas al menos empezar una breve introducción de ellas , como en antiguos artículos relacionados con el mundo de la foto, siempre he intentado dar una breve introducción de lo que ellas reflejan.
Las fotografías están datadas entre 1950 la mas antigua y 1982 la mas moderna.




Empezamos este recorrido a través de la historia con una bonita fotografía perteneciente a la década de los 50 ( finales de la  posguerra ), cuyo autor desconozco, fotografía relativamente pequeña con unas medidas de 10 por 8 cm. la fotografía nos da fe de algo bastante común en la época, el famosísimo cantico en donde se alzaba el brazo y se cantaba el himno del cara al sol dedicada a los caídos de la División Azul. En esta instantánea podemos ver un grupo de jóvenes setenileños/as, perfectamente, como era costumbre, formados frente a la gran Cruz de granito blanco que existió en nuestra villa hasta principios de los 90. La foto esta realizada frente a nuestra Iglesia Mayor concretamente a sus pies donde podemos ver dicha cruz , más tarde tras las obras de los pisos, se traslado la Cruz al lateral derecho de su fachada si nos disponemos a entrar en la Iglesia, de las cuales tengo también fotografías que dejare para futuras entradas. En definitiva una foto que tras minutos mirándola da mucho que pensar, sin duda los verdaderos protagonistas son esos niños/as que vivieron una etapa un tanto dura como fue la posguerra. Quizás alguien pueda reconocer algunas personas que en su caso seria de gran utilidad, más que nada para poder fechar esta fotografía con verdadera certeza que aunque yo dato en la década de los 50 podría sin duda estar equivocado, ya que simplemente en este caso me he regido por varios testigos personales que la han visto. Por tal os dejo esta bonita foto histórica para disfrute de todos/as y, para que cada uno haga uso de su imaginación y conclusiones.
  FOTOGRAFÍA DE NIÑOS/AS SETENILEÑOS CANTANDO EL CARA AL SOL EN VILLA DE SETENIL DE LAS BODEGAS DÉCADA DE 1950.


 La segunda fotografía es de una belleza única, son cinco fotos las que tengo de esta zona en concreto, posiblemente realizadas todas por el mismo autor en este caso Antonio Sánchez y que fueron realizadas en 1968. En esta instantánea podemos disfrutar de cinco trabajadores setenileños con pico y pala en mano, que como podemos ver están rebajando una zona para una nivelación de la misma. El sitio es bastante conocido, las Calañas, este rebaje fue realizado para la construcción de unos pisos oficiales destinados en principio a funcionarios, hoy día se le conoce como pisos de los Maestro. En ella podemos ver la forma de trabajar en la época que era sin duda durísima y agotadora, con herramientas de toda la vida ( pico, pala, porro, cuñas etcétera), desmontaban con paciencia y buen saber montañas de dura roca que sólo pensarlo hoy día pondría a mas de uno malo, la fuerza bruta es lo único que estas personas poseían para tal trabajo tan agotador. La instantánea nos deja ver detrás unas cuadras o almacenes que eran destinados normalmente  para guardar grano y dar cobijo a los animales  en este caso a las denominadas "bestias" mulas, burros y caballos tan apreciados en la época. Hoy día si queremos acceder a dicha calle tendríamos que entrar por el carro ya que tras la realización de dicha obra esta calle paso a ser una calle sin salida. En definitiva una preciosa foto cargada de historia en la que sin duda también podemos recrearnos y sacar nuestras propias conclusiones.
 FOTOGRAFÍA DE TRABAJADORES SETENILEÑOS REALIZANDO UN REBAJE EN CALLE CALAÑAS. 1968.


 En tercer lugar quiero enseñaros una preciosa fotografía original de mi colección que fue publicada por ediciones Aribas en el año 1964. Esta muy arriesgada a la foto anterior, ya que podemos ver exactamente la misma zona que en la foto anterior de los trabajadores, pero en este caso vemos un solar limpio y inalterado por el ser humano aún.  Esta foto sin duda me encanta ya que en ella podemos ver el Setenil de dicha época, por ejemplo nos dice que es verano, no lo indica varios huertos sembrados que se pueden ver detrás del antiguo cine, También utilizando mi buena lupa microscópica me deja ver a la perfección muchas cositas y detalles únicos como por ejemplo tres niñas con búcaros en mano que se dirigen a por agua a la fuente los Caños, que en aquella época era tan apreciada  por sus vecinos, ya que nos daba la vida, impone la limpieza del lugar con un mínimo de vegetación y un claro acceso al bendito lugar. Una pena que hoy día no conservemos estos parajes naturales de toda la vida , entrar a este lugar o verlo hoy día es prácticamente imposible la madre naturaleza tras el abandono del ser humano ha echo lo que debe hacer, cubrirla de la fértil zarza y matorral tan característico de nuestra zona.
 Otra cosa que me gusta mucho de esta foto es la belleza de nuestra villa, vista desde este área concretamente, ya que podemos ver parte del Hospital, Torreón, Iglesia, arco de entrada y lateral derecho de una belleza impresionante, calle Calceta, etcétera. También podemos ver un una persona a lomo de una buena caballería que posiblemente viene de vuelta tras una dura jornada de trabajo, instantánea esta de lo más común en la época y, que a día de hoy esta completamente desaparecida en nuestro municipio.
 Y como no, ese trocito de calle tan preciosa que podemos observar en la foto las denominadas Calañas, lugar sin duda único y de gran belleza y a la vez poco conocido por todos. Las Calañas curioso nombre que pertenece a un municipio español de la provincia de Huelva. Este municipio es conocido al ser de allí el sombrero originario denominado calañes. Me pregunto si tendrá algo que ver con nuestras Calañas este bonito pueblo de Huelva.  Volviendo a los detalles, podemos ver en esta calle las famosas macetas que cubrían en dicha época muchísimas fachadas, tradición esta en toda Andalucía y la cual hoy día esta casi desaparecida,  tan sólo algunas personas mayores continúan haciéndolo , macetas que en su mayoría contenían los apreciados geranios de toda la vida. Macetas que siempre estaban  a una altura considerable y es que sino las bestias arrasaban sin compasión tan apreciado manjar, una escalera en el suelo hacia de banco a la hora de regarlas. También se pueden ver sillas en las puertas costumbre tan antigua en Andalucía en General desde tiempos inmemorables donde después de una larga jornada de trabajo se descansaba al fresco de la noche y se aprovechaba para charlar un rato, debemos tener en cuenta que en esta época  tener una simple radio era algo casi de lujo. También podemos ver lo que hoy día es un aparcamiento, en la foto era un trozo de tierra que desde tiempos prehistóricos el hombre supo sacarle partido, en ella vemos los antaño olivos y huertos de toda la vida.  En definitiva otra instantánea que a nivel personal me encanta y la cual nos enseña muchas cosas del Setenil de antes.
 FOTOGRAFÍA DE EDICIONES  ARIBAS AÑO 1964.


 Y para terminar un par de fotos, una de ediciones Som-Cerezo de 1968, y otra de la calle Jabonería del año 1982, En las cuales podemos ver algunos detalles también muy curiosos como por ejemplo, el aspecto que presentaba nuestro Río en aquellos años, vehículos del momento, el arco original de la villa que albergaba sus antiquísimas imágenes religiosas de pizarra, entre otras muchas cosas.
 En definitiva cinco fotos para disfrute de todos/as, cargada de momentos únicos de nuestra gran historia, la historia de nuestro maravilloso pueblo.
FOTO -POSTAL DE CALLE JABONERÍA AÑO 1982.

FOTO-POSTAL DE EDICIONES SOM-CEREZO 1968.


SALUDOS.
Rafael Domínguez Cedeño.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Convención Numismática, 21 de Noviembre 2014.

Hola amigos/as, en esta entrada quiero compartir con todos/as ustedes algunas maravillosas instantáneas vividas hoy por mi en la extraordinaria convención celebrada como desde hace ya muchísimo tiempo en el maravilloso Hotel Meliá Lebreros, convención organizada por la prestigiosa numismática Manuel Pliego.
 Debo  decir que hoy Sevilla estaba algo más ajetreada que de costumbre, posiblemente  por el funeral de la Duquesa de Alba. La convención a mi punto de vista a sido un éxito a pesar de que algunos grandes coleccionistas comentaban que estaba algo floja por la falta de algunos afamados comerciantes, pero como reitero a mi punto de vista tanto la asistencia de comerciantes, aficionados y coleccionistas a sido inmejorable.
 En este evento se ha podido disfrutar de un gran muestrario muy variado que lo componían grandes lotes de monedas antiguas de época ibérica, romana, medieval, árabe , modernas y contemporáneas, como también ha existido un gran muestrario de medallas conmemorativas y militares de diferentes épocas que comprendían en su mayoría del siglo XIX y XX, importantes documentos, material numismático y un amplio repertorio muy variado de antigüedades.


 Sin duda un precioso recorrido por nuestra historia visto a través de la numismática en el cual se aprende mucho. En este caso me enamore de una preciosa dobla de la banda de Juan II (1406-1454), valorada en unos 1000 euros nada mal para tan bonita pieza , pero como siempre la pude ver pero no catar y, me tuve que conformar con una bonita pieza contemporánea de 12 euros que adquirir por 15 euros y faltaba en mi colección de monedas de curso legal que salen en limitadas tiradas todos los años. En este caso compre una pieza de 12 euros del año 2005 de plata cuyo anverso viene reflejado las efigies superpuestas de SS.MM. los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía. En su reverso aparece una imagen de Don Quijote de la Mancha leyendo, sentado sobre unos libros y con una espada en la mano.
En definitiva una buena mañana cargada de agradables sorpresas, de la cual he intentado sacar  el máximo provecho posible  aprendiendo sobre las pasiones que en este caso me gustan , la Historia y Numismática.
 Algunas instantáneas del día de hoy:
 SALA DEL MELIÁS LEBREROS.

 GRAN PIEZA DE JUAN II DOBLA DE LA BANDA DE ORO.1406-1454.

MONEDA DE PLATA DE SS.MM LOS REYES D. JUAN CARLOS I Y DOÑA SOFÍA , REVERSO EL QUIJOTE. 2005. ADQUIRIDA HOY POR MI.

MONEDAS DE DIFERENTES ÉPOCAS QUE SE PODÍAN ADQUIRIR EN LA CONVENCIÓN.

MEDALLAS CONMEMORATIVAS.

MEDALLAS MILITARES.

DOCUMENTOS Y BILLETES.

PIEZAS EXCELENTES.


 SALUDOS.
Rafael Domínguez Cedeño.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Documento de la Cruz Roja durante la Guerra Civil. 1937.


Hola amigos/as, en esta entrada quiero compartir con todos/as ustedes un interesante y rarísimo papel-documento manuscrito realizado por una setenileña en la dura guerra civil española.
 Se trata de una carta con sello de la Cruz Roja, con la cual se comunicaban familias que se encontraban en distintos bando, estas cartas eran enviadas al comité internacional de Ginebra y desde allí se volvía a reenviar a su destino y viceversa. Esta concretamente esta fechada del 12 de noviembre de 1937 y, la misma carta ya contestada cuatro meses después el 26 de marzo de 1938. Cuatro meses de angustia y desesperación sin duda para la familia, proceso largo el que se tenia que realiza en dicha época.

 La carta fue enviada por la setenileña Doña María Camacho Mingoya, destinada en Almería bajo el bando Nacional y su destino era Setenil de las Bodegas, donde su madre Ana Mingoya residía en calle San Benito. Es increíble pensar que estando tan cercas tardaran cuatro meses en tener las desesperantes noticias, pero hay que recordar que el país estaba en pleno desastre por culpa de una guerra que dividió muchísimas familias en estos duros años, la desconfianza hacia todo el mundo era de lo mas normal, por tal existían unas normas muy estrictas y muy vigiladas, es aquí cuando entraba en juego el espionaje entre otras cosas, todos los escritos eran revisados por expertos en aquella época, incluso existían normas de no poder sobrepasar un limite de palabras que normalmente estaba entorno a 10 o 20 palabras.

Y es que si vemos el papel que mantuvo la Cruz Roja en la guerra civil veremos que desempeño un papel notable en dicho conflicto. Medió en el intercambio de prisioneros, sirvió de puente postal entre ambos bandos, visitó a 89.000 prisioneros, distribuyó alimentos y, sobre todo, aportó la aureola de neutralidad que ni los republicanos ni los sublevados reconocían a la Cruz Roja del adversario. Porque en España, al estallar la guerra civil, también la Cruz Roja se partió. Había una republicana, presidida por el abogado Aurelio Romero, y otra franquista, con el Conde de Vallellano al frente. La desconfianza provocó incluso encarcelamientos de algunos voluntarios de la Cruz Roja, sospechosos de espiar para el enemigo. " No siempre se respetó la labor humanitaria, ocurrió en los dos bandos, aunque las mayores barbaridades se dieron en el bando Nacional", sostiene Josep Carles Clemente, autor del libro el árbol de la vida. La cruz Roja en la Guerra Civil española, que fue finalista del premio Espejo en 1989.


 En definitiva un documento cargado de historia que daría para un amplio articulo, de una época dura que por suerte en este caso, tanto para la madre como hija, tuvo un final feliz ya que en todo momento se encontraron dentro de lo malo bien.
Nota:
 Quiero agradecer a Pedro Andrades ( Imagina Setenil), por el cual hemos podido conocer la presente historia y documento histórico, de suma importancia a nivel Local y posiblemente único, documentos que nos reflejan a una setenileña que vivió en primera persona la dura Guerra Civil española en este caso como voluntaria de la afamada Cruz Roja española que como hemos visto jugo un importantísimo papel en estos años difíciles.


 Foto de María Camacho Mingolla o Mingoya, ya que su apellido viene reflejado de ambas maneras.
 Foto de María cuando se disponía a cobrar el subsidio.

 Medallas al merito militar Guerra Civil, entregada a las voluntarias/os de la Cruz Roja.


Voluntarias de la Cruz Roja.

SALUDOS.
Rafael Domínguez Cedeño.

martes, 19 de agosto de 2014

Setenil en la Memoria.

Hola amigos/as, en esta entrada dejare un enlace en el cual podemos ver una maravillosa publicación titulada Setenil en la Memoria, publicada ayer en Imagina Setenil. Un recorrido por nuestro pasado en el cual podemos ver paisajes, personas y momentos únicos del ayer. Un bonito reportaje que a mas de uno/a traerá grandes recuerdos. Proyecto en construcción ya que esto es solo el principio de muchas fotografías que están por venir.


 ENLACE;
SETENIL EN LA MEMORIA.

Labores de antes. La Era y la Trilla.

Hola amigos/as, en esta entrada quiero compartir con todos/as ustedes una pequeña instantánea que a día de hoy parece casi prehistórica. Es una foto realizada en la la década de 1950 aproximadamente, donde podemos ver una familia de la época en una de las muchas faenas que nos daba nuestro rico patrimonio agrícola, que en este caso era la Trilla, ritual que desde nunca mejor dicho  "la prehistoria" se realizaba en nuestro entorno hasta hace relativamente poco tiempo.
 La foto esta realizada en Ronda la Vieja justamente entre sus limites de término entre Setenil y Acinipo. La familia la desconozco, aunque seguro que alguien posiblemente por los rasgos pueda sacar quienes eran.


 Podemos ver una de las labores más cotidianas que se realizaban en la era " la trilla". Setenil hasta hace poco, estaba rodeada de estos empedrados por todos sus costados ya que cada cortijo o casa de campo poseía su propia era, hoy día por suerte aún se puede disfrutar de muchas de ellas y, en muy buenas condiciones de conservación por suerte para nosotros/as, aunque cada vez son más las que se están desmontando y por tal desapareciendo simplemente para poder sembrar cinco o seis olivos más, una verdadera pena ya que cada era en sí, es una obra de arte realizada por nuestros ancestros y por tal algunas de ellas son de suma importancia para nuestro patrimonio rural y se deben de velar por ellas, pero claro hay son sus propietarios quien tienen la ultima decisión sobre ellas.
  Si retrocedemos en el tiempo, la era su principal faena era realizada en verano, donde reinaba el sol de la canícula de agosto. La principal faena que se realizaba allí era la trilla y los mejores días para hacerla, los de calor seco con airecillo del norte por la mañana, que sin duda facilitaba la tarea de aventar la parva.


La era como vemos en la foto esta colocada por encima de la casa y, es que se colocaba en terrenos limpios , altos y firmes donde poder faenar bien la cosecha. Normalmente  eran redondas o rectangulares para las grandes y solían tener buenos sombrajos, donde los mulos recorrían dando vueltas infinitas para el desgrane del cereal.
Vemos en la foto la familia al completo subido en el peculiar trillo de madera y de ruedas de hierro dentadas, familia que como vemos de obesos tenían poco como la inmensa mayoría de la población de aquella época. Un saco encima del trillo y ellos tres, ya que entre más peso mejor trilla.


 Proceso laborioso. Las mies, una vez segada, se llevaba al lado de la era, formando montones altos, de unos tres metros, que se construían con las espigas dando al exterior, procurando que si llegaba la lluvia, resbalase sin empapar el trigo. De estos montones se iban extrayendo los haces y se esparcían por la gran circunferencia de la era, rellenándola de afuera para adentro hasta conseguir cubrir todo el espacio. Luego, con las horcas se deshacían los haces, es decir, se "volvía la parva", haciendo una  explanada uniforme y, empezaba la trilla.
 En la era había una labor en equipo, con un principal que organizaba las faenas. Primero los mulos eran acostumbrados a girar en circulo, para lo que se les ponía una collera y se les hacia trotar sujetándolos con una cuerda larga desde el centro. Esto también servía para aplastar la parva. Sin duda imagen característica, la  del agricultor sobre el trillo, haciendo crujir el látigo y acompañado de cantares para animar a los mulos. En muchos lugares de España entre ellos el nuestro existía un cancionero de siega, que se oía en medio del sopor veraniego.


 Familia que como vemos pararon unos instantes para posar ante algún fotógrafo curioso que estaría de paso por estos lugares, bien colocados, mujer sentada como manijera de dicho trillo , su marido con los brazos en los hombros de su tesoro más preciado y su hijo, todos posan algo extraños ante este momento que posiblemente  no se realizaran todos los días. Y no olvidemos ese majestuoso mulo, animal el cual era un bien muy preciado por nuestros antepasado ya que de él dependía el 99 por ciento de las faenas agrícolas.
Después de la trilla, la parva resultante se volvía primero con la horca y luego con la pala, para que el grano cayera boca arriba y perdiera la raspa. Y luego se aventaba, que era tirar la parva con la horca en contra del viento, haciendo que se separase el grano de la paja.


 Se comenzaba a aventar primero con la horca y luego con la pala. Con esta se daban varias pasadas echando el grano al aire, hasta conseguir un montón de trigo homogéneo. Se terminaba pasando el trigo por la criba con un aro de madera y alambre que dejaba caer el grano al suelo y retenía desperdicios y granzones. El grano, una vez limpio, se envasaba en los costales con la cuartilla y se llevaba al soberado o al almacén. Allí se guardaba y se quedaba amontonado, lo cubrían para que no le penetrara el aire y se picara, produciéndole la palomilla o gorgojo, tras lo cual no servía ni para la sementera.


 En definitiva una simple foto cargada de historia  realizada en tiempos duros y de mucha miseria como es la posguerra, donde el único sustento era el que nosotros mismo producíamos en la que entonces era sagrada para todos/as, la "tierra", que junto con la mano del hombre y el animal hacían posible el sobrevivir de muchos al día a día.


ALGUNOS APEROS DE MI COLECCIÓN QUE SE EMPLEABAN EN LA ERA PARA LA TRILLA.
EL TRILLO.
CUARTILLA.
COSTAL CON INICIALES -A F T- Y BIELDOS.

 PALA.
 CRIBA.

HORCA DE MADERA.


SALUDOS.
Rafael Domínguez Cedeño.